Llámanos 952 304 716 

1.5 Ecografía ginecológica y obstétrica (abdominal y transvaginal)

Ecografía

La ecografía o ultrasonografía realiza un diagnóstico de imágen y se basa en una tecnología que emite ondas de ultrasonido a través de una sonda o transductor hacia las diferentes zonas del cuerpo humano y que recoge a continuación los ecos que rebotan de los tejidos y los traslada al ecógrafo, que los procesa digitalmente y expone en una pantalla o monitor.

Existen diferentes sondas adaptadas a su función como la abdominal,vaginal y lineal ,utilizadas en la ginecología y obstetricia .

Ecografía ginecológica:

Posibilita el diagnóstico de alteraciones morfológicas del útero (procesos benignos y malignos en el cuello, cuerpo y endometrio ), de las trompas de Falopio, de los ovarios (tumores benignos como quistes y malignos) y otras como la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) y la endometriosis.

Utiliza preferentemente la sonda transvaginal de alta frecuencia Es hoy indispensable en el diagnóstico de las enfermedades ginecológicas y forma parte del equipamiento necesario de una consulta especializada.

Ecografía obstétrica

Permite diagnosticar la evolución normal del embarazo y las patologías del saco gestacional, embrión, feto, saco amniótico, cordón umbilical y placenta. Es además importante en  el seguimiento del aborto incompleto, en el embarazo ectópico y en la interrupción voluntaria del embarazo. Utiliza en el primer trimestre de gestación la sonda transvaginal y a partir del cuarto mes preferentemente la sonda abdominal.

Ecografía 3D y 4D

Es una ampliación de la ecografía convencional (plana o bidimensional) aportando el tercer plano para posibilitar una evaluación volumétrica (tridimensional) de las imágenes.

La ecografía 4D consiste en la trasmisión de las imágenes tridimensionales en movimiento (tiempo real).

Indicaciones en ginecología:
  • Malformaciones uterinas.
  • Patologías de la cavidad uterina.
  • Quistes y tumores ováricos.
Indicaciones en obstetricia:
  • Visualización tridimensional del feto.

Eco-Doppler

La ecografía Doppler amplia la técnica convencional de ecografía permitiendo visualizar la vascularización de los órganos pélvicos y sus patologías mediante los flujos sanguíneos.

La ecografía Doppler utiliza el efecto Doppler que es producido por las ondas sonoras con respecto al observador, según e acerquen o alejen de él (como la sirena de una ambulancia que suena mas agudo cuando se acerca y más grave cuando se aleja).  Éste fenómeno se representa gráficamente en un espectro que aparece en el monitor y también acústicamente mediante altavoces, produciendo un sonido pulsátil.

La mayoría de los ecógrafos de última generación incorporan también el Doppler Color que visualizan los flujos sanguíneos en color (gama de rojos y azules). También permiten emitir y receptar las ondas de ultrasonido de forma continua o con impulsos (Doppler continuo, Doppler pulsado).

La ecografía Doppler Color y Pulsado sirve para evaluar tanto la normalidad de los flujos sanguíneos en los órganos pélvicos como la aparición de vascularización en masas tumorales.

Se evalúan el ciclo menstrual, la ovulación ( diagnóstico de esterilidad), diferentes procesos benignos (como endometriosis, quistes en ovarios, enfermedad pélvica inflamatoria, hidrosálpinx, síndrome de congestión ovárica, torsión ovárica, miomas, etc.) y  malignos (cáncer de endometrio, sarcoma uterino, cáncer de ovárico, etc.).

La evaluación sistemática y seriada de los tumores sólidos y quísticos mediante Eco-Doppler Color, mejora el diagnóstico, ayudando en la decisión médica de continuar en el seguimiento o derivar a la paciente para realizar laparoscopia o laparotomía.

Densitometría ósea

La densitometría ósea es una técnica que utiliza los rayos X o ultrasonidos, para cuantificar la densidad del tejido óseo en los huesos de la cadera (fémur proximal) y la zona lumbar de la columna vertebral.

El resultado del procedimiento compara los valores medios de mujeres sanas del mismo grupo de edad con los valores de la paciente, permitiendo diferenciar entre valores normales y patológicos y diagnosticando así la osteopenia (menor pérdida de masa ósea) y osteoporosis (mayor pérdida de masa ósea).

Entre las personas que forman el grupo de alto riesgo para padecer osteoporosis se encuentran:

  • personas mayores de 65 años,
  • mujeres con menopausia precoz (menos de 40 años) o amenorrea prolongada,
  • fracturas osteoporóticas previas,
  • personas con disminución de altura vertebral o
  • tratamiento con corticoides de más de tres meses.

Mamografía

La mamografía es una técnica de radiografía (rayos X) cuya finalidad es diagnosticar lesiones mamarias.

Consiste en situar, cada mama de forma individual , entre dos placas conectadas a una cámara que realiza tomas en dos planos (superior a inferior y de izquierda a derecha o derecha a izquierda). A fin de mejorar la resolución, se debe comprimir la mama para disminuir el espesor de tejido superpuesto, lo que puede ser incómodo o molesto durante unos segundos.

El radiólogo realiza el estudio y valoración de las imágenes (detectando la presencia de calcificaciones,  tumores sólidos y quísticos, alteraciones de la estructura del tejido mamario, etc.), consiguiendo un diagnóstico fiable y una alta tasa de detección de lesiones cancerosas.

La mamografía digital es más reciente y almacena las imágenes en un ordenador (como la fotografía digital) y tiene la ventaja de mejorar la visualización (mediante ampliación, retoques y manipulación de imagen) además de dar la posibilidad de transferir las imágenes para su valoración a distancia (telemedicina).

La exposición durante la mamografía a la radiación es  mínima con los equipos actuales y comparable a la que sufre una persona en su ambiente natural durante tres meses (otros ejemplos: una radiografía abdominal, a 6 meses, un enema opaco a 3,2 años y un TAC de pelvis a 4,5 años).

Según la Asociación Americana de Radiólogos la mamografía es recomendable como método de diagnóstico precoz del cáncer de mama a partir de los 40 años (aunque la Comisión de Expertos de la Comunidad Europea la recomienda en este caso solo cuando existan factores de riesgo) y a partir de los 50 años debería realizarse con una periodicidad de al menos cada 2 años.

Ecografía mamaria

La ecografía mamaria es una técnica que utiliza las ondas de ultrasonidos, emitidas y recepcionadas por un transductor (sonda), permitiendo visualizar imágenes de las mamas en un monitor.

La ecografía mamaria es solo un método complementario de la mamografía en el cribado del cáncer de mama y debido a su inferior capacidad diagnóstica no la debe substituir, ya que no detecta lesiones menores de 5-10 mm ni permite diferenciar con certeza la benignidad o malignidad de nódulos sólidos . Aumenta sí la especificidad de la mamografía en la valoración de bultos o nódulos, permitiendo diferenciar entre un tumor sólido y un quiste (tumor benigno que contiene líquido). También introduce una mejora en el diagnóstico de los nódulos en mamas densas (tejido muy compacto) o juveniles de alto predominio fibroso.

La ecografía mamaria se utiliza como seguimiento de hallazgos patológicos benignos entre 2  mamografías y además como guía en la realización de técnicas de diagnóstico como

  • Punción/Aspiración con aguja fina (PAAF)
  • Biopsia con Aguja Gruesa (BAG)

La ecografía mamaria es inocua según numerosos estudios y se utiliza sin realizar  mamografía previa  en gestantes (en quienes la mamografía está contraindicada por el riesgo fetal asociado a la radiación) y en mujeres jóvenes con sintomatología no  sospechosa de lesiones malignas (en caso de que no sea así, se realiza mamografía).

 

 


¡Síguenos
en
las Redes Sociales!

Ginecenter informa sobre las novedades relacionadas con la medicina y nuestra clínica.

  FACEBOOK    

 


Llámanos

952 304 758 - 952 304 716

Calle Alemania, 15 29001 Malaga
malaga@ginecenter.com

 


Escríbenos y hablamos en directo por nuestro chat.