Preservativo masculino y femenino

alt

 

Los preservativos, también conocidos como condones o profilácticos, son un método anticonceptivo de barrera. Son fundas o tubos de goma fina de látex que se adaptan anatómicamente al pene en erección o a la vagina.

Preservativo masculino: es una funda fina que se adapta al pene en erección y suele llevar en su extremo distal (cerrado) un pequeño reservorio que sirve de depósito del semen tras la eyaculación y previene su rotura. Generalmente contiene un lubricante hidrosoluble . A la vez que forma una barrera que impide que el semen, conteniendo sus espermatozoides, pase a la vagina, también sirve para prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual, evitando el contacto directo entre el pene y la vagina.  Al retirarlo después de la eyaculación, el borde del preservativo debe sujetarse a fin de evitar que parte del semen se escape sobre la vulva y entre en la vagina. Al iniciarse nuevo contacto genital, es necesario secar o lavar el pene. Su efectividad está asociada a su correcta utilización, teniendo por este motivo una tasa variable de fallos del 85 al 98%. Entre las normas que se deben seguir para su correcta uso cabe destacar que debe colocarse antes de comenzar con la penetración vaginal y no inmediatamente antes de la eyaculación, ya que las gotas de semen preliminares también contienen espermatozoides.

Preservativo femenino: es un método  alternativo al preservativo masculino que puede aportar a la mujer un grado de autonomía mayor que el preservativo masculino y por lo tanto contribuir a aumentar el control que tiene de su fertilidad y sexualidad. Consiste en una funda transparente de nitrilo, con dos anillos flexibles en ambos extremos, uno en el interior que permite la colocación dentro de la vagina y otro de un diámetro más grande que permanecerá en el exterior de la vagina cubriendo los genitales externos de la mujer (labios mayores y menores, clítoris). La utilización del preservativo femenino no es difícil, pero requiere una cierta práctica, la cual podrá adquirirse rápidamente. También conviene destacar que aunque inicialmente pueda resultar poco atractivo estéticamente y generar una sensación de desagrado, la experiencia demuestra que la mayoría de estos inconvenientes desaparecen a medida que se gana habilidad en el uso de este método. Ver Folleto de la Campaña para la promoción del uso del Preservativo femenino del Instituto de la Juventud.

El preservativo femenino es más caro que el masculino, lo que significa un  inconveniente.

Entre las ventajas del preservativo femenino frente al masculino se encuentran:

- Permite juegos eróticos previos y posteriores a la penetración sin necesidad de interrumpir la relación sexual, ya que puede insertarse desde el principio de la relación, incluso horas antes (no depende de la erección del pene para su colocación). No interrumpe la relación sexual tras la eyaculación ya que no es necesario retirarlo inmediatamente tras ésta.

- Al ajustarse a la pared vaginal, no aprieta el pene disminuyendo el riesgo de rotura o deslizamientos.

- El anillo exterior hace fricción contra el clítoris y en algunas mujeres incrementa el placer.

- Apto para personas alérgicas al látex.

- Aporta mayor lubricación.

 

alt

 

Ventajas de los preservativos (masculino y femenino)

- Es el único método anticonceptivo eficaz para la prevención de infecciones de transmisión sexual.

- Son muy asequibles y no necesitan prescripción médica

- No tienen efectos secundarios

- Pueden ser utilizados como método anticonceptivo complementario (Doble protección).

- Protegen contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH.

 

Inconvenientes de los preservativos (masculino y femenino)

- Puede atenuar la sensación sexual en los hombres.

- Es necesario una buena colocación para que su efectividad sea alta.

- La mayoría no pueden ser utilizados si se tiene alergia al látex (en el caso de los preservativos masculinos).

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.